TE CONTAMOS

Novedades, recomendaciones, ferias donde estaremos y otros temas de interés

Algodón orgánico certificado, bueno para todas las pieles

algodón orgánico, algodón orgánico certificado, certificado GOTs, algodón ecológico, ropa ecológica,

Érase una vez un taller de artesanía textil que hacía unas prendas preciosas; con motivos muy tiernos y simpáticos que lucían en cuerpos, cuerpitos y cuerpones.

Ovejas con lana natural, txanpis tímidos de otoño que se inflaban al ser protagonistas de prendas mai kyk, Catalina y Lorenzo se saludaban cada día en paisajes infinitos llenos de frescor, pájaros exóticos y demás habitantes.

Pero algo echaban tod@s ell@s en falta y es que aun campando en campos artísticos tan campantes, la gran anfitriona Doña piel, no lucía como debía siendo ella el órgano más grande del poblado Cuerpo. ¡No la tenían en cuenta como merecía!  ella tan discreta y modesta! barrera protectora, comunicadora entre Cuerpo y entorno y embajadora de Sensibilandia. El tacto, la presión, la temperatura….todo ello sentido en Cuerpo, gracias a sus terminaciones nerviosas. Fíjate! Tantos trabajos para pasar desapercibida y sin mimos.

De qué le servían sus  2 metros cuadrados de extensión y sus 4 kilazos por Cuerpo si no le hacían caso ni por Dermis ni Epidermis. Peeero… viéndose flojita, convocó a tod@s sus vecin@s de tela y plantándose ante ell@s les declaró así: 

No soportaré un momento más sin ponerme como un pimiento morrón y dermatítica perdida si no me pasan al algodón orgánico certificado. Sé de buenas pieles que está libre de pesticidas e insecticidas, llenos de químicos que tan mal me hacen. A mí y todas las pieles: jóvenes y viejas, débiles y fuertes, claras y oscuras… Necesito respirar, recibir el aire fresco, sudar, descansar y decir cada mañana que la  tela que me cubre  es de algodón orgánico certificado que me mima.

Oveja latxa, txanpi, Lorenzo y Catalina…hasta los peces que parece que no se enteraban de nada, estaban de acuerdo con ella y hablaron con mai kyk para hacerles su petición, alegando que elegir el algodón orgánico certificado para sus telas era una arte-sana elección y como sana, sana, la artesana….aquí campamos en este Paraíso de algodón orgánico certificado desde entonces.

Moraleja: escucha bien a la piel y sus vecinos que aunque parezca que no padezca….sufre en silencio la ausencia del Paraíso del algodón orgánico. La piel atópica, casi siempre irritada,escamada y reseca, dejó de tener tantos picores y el 20% de l@s niñ@ que la padecían se sintieron como bebés  orgánicos. El 5% de l@s adult@s con piel atópica, por alérgias, por alimentación, estress….se sintieron aliviad@s al saber que aun siendo difícil librarse de los síntomas de piel atópica, gracias al algodón orgánico certificado  el picor sería más leve y la piel respiraría y transpiraría sin malos olores.

L@s bebés afectad@s por piel atópica, dormían plácidamente entre algodones orgánicos y certificados, pieles lustrosas, tersas y suaves. L@s niñ@s afectad@s sobre todo en cara, codos, rodillas, cuello… por esta incómoda afección en la piel ya no se rascaban tanto y no se les infectaba  la piel. Mai kyk les contó que si cuando les picase, en lugar de rascarse ponían a Piel bajo el agua fresca, no les saldrían heridas y desaparecería el picor. Palabra de arte-sana!

Todas las pieles del poblado Cuerpo sintieron alivio al sentirse mimadas y protegidas con el algodón ecológico tan ricamente decorado.  A cualquiera que sepa de sus virtudes, si le das a elegir con qué cubrir la piel, te dirá sin titubear: algodón orgánico certificado has de usar, que no te ha de engañar.

Y colorín colorada, esta piel no está sonrojada!

Mai Kyk

 

SI TE APETECE PUEDES DEJAR UN COMENTARIO, NOS GUSTA SABER QUÉ PIENSAS...

Acepto la Política de Privacidad.